20 de julio de 2010

recuerdos guardadOs.

...

image by lilylovers



Toda una vida puede guardarse cómodamente en el cajón de una mesita de noche.

Incluso queda ese espacio invisible para llenar con la imaginación de quien descubre el aroma del tiempo impregnado en la madera que esconde aquellos recuerdos frescos de ilusiones.





nuiT








14 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Los recuerdos no ocupan espacio y una vida está llena de ellos.
Abrazos.

inquieto dijo...

toda una vida esperando a ser puesta.








incluso queda ese espacio invisible. para llenar.

Ángel Iván dijo...

¿A que huelen nuestros recuerdos?

Llenamos cajones de recuerdos y siempre tenemos espacio para un poquito más.

Abrazotes con hielo.

TORO SALVAJE dijo...

Toda una vida cabe en pocas neuronas.
Que curioso...

Besos.

Susurros de Tinta dijo...

"Recuerdos frescos de ilusiones", que bonita frase, me la llevo con tu permiso, me encanta, estaba yo pensando si la ilusión no tiene fecha de caducidad y sigue siempre fresca...miles de besossssssssss.

Javier F. Noya dijo...

Sí, sí, el universo puede caber en la punta de un alfiler y los sueños en una exhalación. Bella composición del texto y la imagen. Besos.

Sybil Vane dijo...

Heeyy!! Tiempo sin pasar a leerte, como siempre, linda entrada.

Saludos!!

arthur dijo...

eh si senza i ricordi nessuna esperienza ci resterebbe dentro,,,un abbraccio
Arthur

Juncal dijo...

Imaginar, tampoco ocupa lugar.
Como el saber.

Y los recuerdos frescos de ilusiones nutren lo que guardamos.
Conservando vida.

Besos

Lucía dijo...

Algunas mesillas de noche guardan pistas para la memoria, las miguitas de pan para acceder a los recuerdos pasados.

Saludos :)

Pepi dijo...

Si los recuerdos ocuparan espacios, en mi modesto piso, ya no podrían estar, je, je. No te olvides que con cada años acumulamos más recuerdos, los trastos los podemos eliminar, pero los recuerdos buenos, ni hablar, (los malos si, me deshago de ellos en cuanto puedo)mi vida está llena de ellos,(de los buenos) a veces antes de dormir, si el sueño no acude pronto, me gusta recordar bellos momentos. Me encanta la imagen, como todas las que pones. Un besote tan grande como mis recuerdos.

Filipo Sin Tierra dijo...

Prefiero ese espacio invisible, que tienta a la fantasía.
Sí, lo prefiero mil veces, porque en él se ubicarán los más fascinantes tesoros, esos que no se pueden medir porque no existen en el plano de la materia. Los que conforman nuestro interior (al menos, una parte). Con los que se escribe la historia personal.

Ilusiones...

Un abrazo. De este muchacho a ratos errante...

ANDROMEDA dijo...

tus palabras e imagenes, las guardaria en la mesita de luz, para darles una miradita cada noche!
son deliciosas!
besos!!!

Pepe dijo...

Todos los recuerdos de nuestra vida caben en el pequeño espacio de nuestro cerebro y aún así, este queda casi vacío. Esto nos habla de lo pequeñitos que somos, y del poco espacio de tiempo que vivimos.
Un abrazo.