9 de agosto de 2010

cAsos cOsas o cOsos

...
image by laura242 (devianArt)

No sé ustedes, pero además de palabras,
ahora colecciono botones.
Ah!! es que suelo guardar cOsas, sí.
Cosas comunes que no tienen (en apariencia)
otra utilidad más que la que representan eventualmente.
En ciertos cAsos, intento mutar esa apariencia
para así convertir algo insulso, en algo maravilloso.
Cómo?... Es muy simple:

Esos cOsos llamados "botones" que sirven para abrochar prendas, también son estrellas, ejércitos, ojos, caminos, peldaños, rellenos,
almanaques, torres, brújulas, libros, olas, gotas ...
En fin, a veces me gusta pensar en voz alta y confirmar mis locuras. Pero....y quién no colecciona (o ha coleccionado) casos, cosas o cosos alguna vez? eh?




-"Un ojo sensible descubre el hueco entre los ladrillos, la luz que pasa."-

Julio Cortázar, Rayuela.




delirios by nuiT







13 comentarios:

insignificante dijo...

un ojo sensible

sueña.








abrazos.

TORO SALVAJE dijo...

Los botones son sueños redondos.
Recuerdo cuando los tenía.

Besos.

Anónimo dijo...

¿Y en ciertos cAsos, puedes darle vida a un cOso? ¿puedes jugar a darle alma a una cOsa?

¿Se puede?

Por mucho tiempo he creido que sí es posible...

Qué dices?

A.

Juncal dijo...

Un ojo sensible descubre tantas cosas como tantas otras se equivoca.
Porque ve con el corazón.
Y el corazón es miope frente a la razón.
Pero seguiremos teniendo estrellas y ejércitos donde otros sólo tienen cerebro y botones.

Un beso grande.

ALEGRÍA dijo...

Yo también lo hacía .. quién no lo hace = ?
Pero alguien me dijo que eso es tener miedo a la vida .. ponerle ladrillos en espera de que lo real no se convierta en espejismo ... y desde entonces todo lo inútil o lo que ya no me es preciso .. lo entrego o lo tiro.. por que su espacio y misión ya la cumplieron .. y siempre es bueno vaciar los cajones del armario y de la vida , para que entre aire puro y fresco .. renovado en azul cobalto o en dorado ..
Abrazos Milllllll Niña Azul .. nos vemos

Pepi dijo...

Me encantan los botones desde pequeña, mi tía en su mágico ropero donde guardaba infinidad de cosas, todas en perfecto orden, tenía una caja llena de botones de muchos colores, los guardaba como un tesoro, y sólo de vez en cuando me permitía jugar con ellos, entonces los botones cobraban vida en mis manos, se convertían en estrellas, flores, niños, en todo lo que mi imaginación creaba. Lamentablemente con la mudanza de mis padres, mi hermana tiró muchas cosas, yo jamás me hubiese desprendido de la vieja caja de botones, ahora (de tenerlos) al tocarlos, sería como sentir la caricia de mi adorada tía. No te desprendas de ellos, a veces esas cosas que parecen inútiles, nos permiten seguir soñando, y mientras existan los sueños, existirá la vida. TK.

Javier F. Noya dijo...

Hasta los recuerdos son una acumulación de inutilidadesn y les damos un valor trascendental. Vemos a través de las rendijas de lo insignificante y esos nos hace poetas, sin duda. Bella entrada. Besos.

Gorrioncillo dijo...

A mi me gusta coleccionar de todo..
pero de todas las cosas..lo que mas me gusta es coleccionar sonrisas..
y vengo a por la tuya..:)))
y a dejarte un beso mas grande que la
Torre Eiffel mua mua mua!!!

Rayuela dijo...

qué cAso coleccionar cOsas!yo también tengo de esos cOsos llamados botones...

mil besOs*
(y bien por la cita de JuliO!)

Ángel Iván dijo...

Nunca pensé que podrían coleccionarse botones y ahora que te leo encuentro particularmente bonito ese que está cosido en el lateral de la camisa por si se pierde alguno, a modo de recambio y aún siendo igual que los demás a mi me parece distinto.
One besote.

Felmanuel dijo...

Benditos cosos. Pero buena parte de mi ¿existencia? ha tratado de combatir este afán coleccionista. Y eso que tengo estanterías con libros devorados por el polvo (lo que no significa que esas estanterías estén abarrotadas de libros, ni que ésa sea precisamente buena literatura). Quizás, sin darme cuenta (¿sin darme cuenta?), estoy delimitando un mapa... (Me quedo con la mente runruneando, persiguiendo una idea, acaso una imagen).

Nunca dejes de confirmar tu locura. Será un indicio de lo cuerda que estás entre tanto 'cuerdo' que pulula por ahí. Si para mantenerla, basta con coleccionar botones, hasta yo mismo me ofrezco a echarte una mano.

Pepe dijo...

Desde el momento en que a esos objetos inanimados, (tus botones), tu imaginación y tu sensible alma de poeta los dota de vida, les da un rol protagonista y los hace actuar, ya no son botones sino seres mágicamente vivos por tu voluntad.
Un abrazo.

rodolfo dijo...

no estés otros 2 años en silencio